ACÚSTICA EN TIEMPOS POST COVID-19

Distanciamiento social, acústica y limpieza y desinfección

Son muchas las preguntas que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la vuelta a la normalidad y en cómo serán nuestras nuevas rutinas en la oficina, la de nuestros hijos en la escuela y cómo se diseñarán los nuevos hospitales después de esta crisis sanitaria. Lo cierto es que todavía hay poco dicho sobre esto, aunque toda la información que leemos a diario apunta a que, para garantizar que las personas puedan regresar de manera segura al trabajo y agilizar las nuevas rutinas en las nuevas circunstancias, será necesario realizar grandes preparativos en términos de limpieza y desinfección, higiene, elección de materiales y distribución para mantener el distanciamiento social.


Distanciamiento social y acondicionamiento acústico

El distanciamiento social parece que será uno de los protagonistas de los espacios durante los próximos tiempos (ya sean oficinas, escuelas, hospitales…) pero… ¿Qué hace uno cuando no puede escuchar y entender correctamente a la otra persona con la que estás hablando? Probablemente nos inclinaremos hacia el otro interlocutor o nos ECOPHON_Oficinaacerquemos más, reduciendo inconscientemente la distancia social recomendada. Para evitar esto, deberíamos asegurarnos de tener un buen acondicionamiento acústico que favorezca una buena inteligibilidad de la palabra a la vez que reduzca la reverberación y la fuerza sonora. Esto se podría conseguir con la instalación de soluciones fonoabsorbentes (de techo y de pared) con Clase de absorción A, junto con un asesoramiento correcto para adaptar la solución acústica a cada caso,

Además, como resultado de equipos de trabajo más dispersos y de viajes menos frecuentes, se está hablando mucho del potencial aumento en número de llamadas y reuniones telemáticas en oficinas, de la teleasistencia en hospitales, y de alumnos intercalando clases presenciales con telemáticas, por lo que el acondicionamiento acústico se erige como algo importante a tener en cuenta en la fase de diseño. A modo de ejemplo, se pueden identificar en una oficia 3 tipos de salas donde esta nueva realidad puede modificar sustancialmente el confort acústico de los empleados:

  1. Salas de reuniones y de videoconferencias: debido al citado probable aumento del número de videoconferencias, estos son espacios adquirirán más protagonismo en la oficina. Retirar muebles para reducir la acumulación de suciedad y microorganismos aumentará la reverberación y empeorará la inteligibilidad, lo que tendrá una influencia tanto en la calidad de las videollamadas como de las reuniones presenciales, donde habrá que guardar una distancia de seguridad. El no dar solución al confort acústico podría traducirse en cansancio y reducción de atención y concentración de los interlocutores, entre otras cosas.
  2. Espacios abiertos: estos espacios suponen per se un reto acústico importante. La reducción de mobiliario (separadores, estanterías…), junto con el aumento de distancia entre compañeros, hará que estos tiendan a hablar más alto para comunicarse, aumentando así el nivel general de ruido en el espacio. Además, la distancia existente entre ellos puede llevar a la falsa percepción de que la propagación de sonido no es tan acentuada, invitando a que la gente realice reuniones telemáticas desde sus puestos de trabajo.
  3. Cafeterías y cocinas: las conversaciones informales durante las comidas son una parte importante de la vida de oficina. Es aconsejable proporcionar las condiciones acústicas adecuadas para asegurarse de que los empleados no necesiten reducir la distancia social para escucharse mutuamente.

ECOPHON_Oficina2Elección de materiales y acondicionamiento acústico

Los nuevos diseños tenderán a retirar parte del mobiliario y accesorios de los espacios para evitar acumulaciones de suciedad y microorganismos. Además, probablemente se usen materiales duros y no porosos, ya que son los que tradicionalmente se cree que son más fáciles de lavar y desinfectar. No obstante, existen en el mercado productos fonoabsorbentes (porosos) que aúnan características acústicas y que a su vez cumplen los requisitos más estrictos de higiene. Por ejemplo, existen soluciones acústicas como techos y paneles de pared fonoabsorbentes de lana de vidrio que soportan distintos niveles de limpieza; desde limpieza en seco y aspirador para el mantenimiento del techo más básico, hasta agua a alta presión y limpieza con vapor a diario; soportando el uso de desinfectantes químicos comunes y la limpieza con vapor de peróxido de hidrógeno en techos más especiales e incluso ozono. Es importante que los materiales utilizados en los accesorios interiores no favorezcan la proliferación moho o el crecimiento bacteriano, para lo que se debe asegurar el complimiento de la norma ISO 846 – método A (hongos) y C (bacterias). Se debería desterrar la idea de que los falsos techos “lavables” van asociados única y exclusivamente a materiales “duros”, ya que existen techos “soft” que cumplen las mismas premisas que los techos metálicos o de escayola, y además aportando acondicionamiento acústico al mismo tiempo.
Esta posible tendencia futura a retirar mobiliario de las estancias a la vez que seleccionamos materiales duros, aumentará la reverberación y empeorará la inteligibilidad de la palabra. Para mejorar esto, deberemos tener en cuenta el acondicionamiento acústico en nuestro nuevo diseño a través, por ejemplo, de techos y paneles de pared fonoabsorbentes Clase A. Esta reducción de la exposición al ruido, en el caso de oficinas, podrá suponer un aumento de productividad y una reducción del estrés cognitivo, entre otros.

Es fundamental asegurar, por tanto, la compatibilidad de los acabados de los paramentos con los agentes de limpieza y desinfectantes para evitar un deterioro de las propiedades físicas, tales como cambios de superficie, agrietamientos, decoloración, descamación; a la vez que no se descuida el acondicionamiento acústico.

Por lo tanto…

…deberíamos comprobar y diseñar que la disposición del nuevo espacio está a la altura de los nuevos desafíos, no solo de limpieza, higiene y desinfección, sino también desde el punto de vista acústico (un factor que, si no se tiene en cuenta, puede por ejemplo hacer que se incumplan algunos de los recomendados como distanciamiento social).

 

Juan Negreira

Saint-Gobain Ecophon España

Deja un comentario