El Big Data e IoT en el Facility Management

En los tiempos en los que vivimos, ya nadie se plantea su vida cotidiana y su actividad profesional sin los medios tecnológicos adecuados para ser más productivos, incluso, todo nuestro entorno está cambiando en este sentido para hacernos todo más fácil, pareciera que nos hubiese salido una nueva extremidad ya que ni se nos pasa por la cabeza salir de casa sin nuestro Smartphone, tablet, ordenador portátil, etc.

Si lo vemos desde la perspectiva de la arquitectura y un poco por acercarnos algo más a lo que son nuestros entornos de vivienda y trabajo, a día de hoy, no se construye absolutamente nada que no tenga un mínimo de implantación tecnológica, ya la edificación y los arquitectos no se plantean nuevos proyectos de la forma como se proyectaban hace escasos 5 o 10 años, todas las nuevas edificaciones e incluso las rehabilitaciones de algunos inmuebles, sea para el uso que sea, tienden a ser mucho más eficientes y confortables, energéticamente mejor preparadas, bajo entornos de gestión más controlados y más sostenibles, en esta línea, las ciudades igualmente evolucionan bajo estas mismas variables, solo con un fin, ofrecerle al usuario final, personas o empresas, todos los beneficios y cubrir todas las necesidades que puedan tener de su entorno en cualquier momento.

Con este entorno tan cambiante y ante la creciente demanda de bienes y servicios de esta sociedad de consumo, la disciplina del Facility Management y sus profesionales, han tenido que evolucionar y seguirán evolucionando, de lo que conocemos o conocíamos como servicios generales hasta hace unos años, los que son ahora los Facility Managers y no se como se llamarán nuestros profesionales en unos próximos años, quizás ¿Smart FM?. Vivimos en la era de la información y la tecnología y esta nos debe ayudar y proporcionar todas las herramientas para conseguir mejorar y aportar valor a la organización, en todo lo que pueda necesitar, respecto de las personas, sus entornos, los procesos y las finanzas, quizás estos parámetros puedan servirnos incluso para casa, porqué no?. Ya no podemos ver la tecnología como una plataforma, sino como el medio con el que estamos trabajando para lograr todos estos fines

En nuestro afán analítico para conseguir más y mejores resultados de nuestra actividad profesional como Facility Managers, debemos mantener la premisa de medir para saber si lo que estamos haciendo se ajusta a lo que realmente tenemos previsto que sea, pasar de lo subjetivo a lo racional y conseguir cuantificar que tan buenos somos y cuanto aportamos a nuestro entorno y si los datos que conseguimos, son los realmente correctos para el desarrollo de nuestra actividad, no olvidemos que es mejor no tener información a tener la información errónea que nos lleve a tomar malas decisiones. Llegado este caso, podremos optar por varias alternativas, pero vamos centrarnos en dos de ellas que serían las básicas, no supondrían muchos costes y que nos ayudarían mucho en la búsqueda de la información que necesitamos las cuales son el Big Data o proyectos IoT.

 

interest-of-things big-data-

 

Si tenemos nuestros propios datos, podremos adaptarlos al Big Data a modo de benchmark, tomamos nuestros datos básicos de empresa, todo tipo de datos que estén validados, que sepamos que son reales, que se ajustan a nuestros criterios de análisis y que competan a la actividad directa del departamento de Facility Management como lo son el Corporate Real Estate, Asset Management, Corporate Project Management, Workplace, Facility Services y eficiencia energética y vamos a internet a buscar algunos otros estándares, procedimientos, normativas y buenas prácticas, procedemos al cruce de esta información y podremos saber si lo que estamos haciendo, lo estamos haciendo bien o no en cada una de estas áreas de actividad del FM, en este sentido, IFMA España ya nos ayuda muchísimo con los estudios de Benchmark que tiene publicados en su web, las grandes cifras del FM en España, todo tipo de estudios e información básica del sector, entre otros.

Si por el contrario, no tenemos datos, o de los que disponemos, están obsoletos o no son tan fiables, podremos optar por proyectos IoT y tener en tiempo real todos los datos que podamos necesitar para comenzar a crear nuestra batería de datos e indicadores que nos ayude a mejorar nuestra actividad y como tanto promulgamos, aportar todo el valor que sea posible a la organización, llevando a cabo una gestión mucho más estratégica, comunicando las posibles mejoras y ahorros que vayamos consiguiendo y posicionando nuestra actividad tanto dentro de la empresa como del entorno.

Tener en cuenta que los edificios ya pueden estar preparados para hablar, somos las personas las que debemos estar preparadas para saber interpretar todos los datos que nos generan y actuar.

 

 

Hernando Gutierrez
Ifma España

Deja un comentario