Como ser un Facility Manager y no morir en el intento…

FreeGreatPicture.com-29140-interesting-business-image

 

Siempre ha habido dos referencias claras en el mundo del Facility Management. O eras de Estados Unidos (muy operativo – muy vinculado con el mantenimiento) o eras de Europa (más generalista – más enfocado con la estrategia). Algo así como ser de Mc Donalds o de Burguer King / de Coca Cola o de Pepsi. Incluso mucho de nosotros nos hemos posicionado, o por lo menos nos sentimos más indentificados con uno de ellos.

Todos hemos leído muchísima documentación que ha venido tanto de EEUU como de Europa y han sentado las bases de nuestros conocimientos de Facility Management.

Pero todo ha quedado en papel mojado. No porque no tenga validez, ni tenga sentido sino porque los profesionales del sector no tenemos tiempo para teoria ni para cambios sutiles en nuestra organización. Siempre hemos tenido claro que nuestro objetivo era estar alineado con la estrategia de la compañía. Pero ahora la compañía nos está demandando ahorros y calidad de servicio (nada nuevo) Pero con una variable: lo necesita para ya.

Nosotros lo tenemos claro como facility managers. Necesitamos ahorros, todos los que seamos capaces de conseguir, pero no podemos descuidar el servicio. Y encima, no podemos poner en marcha grandes proyectos con retornos a medio y largo plazo, no hay tiempo. Sacar a concurso los servicios ya lo hemos explotado muchas veces y los ahorros son los de siempre, ya no hay margen de maniobra.

Los manuales y la teoría son importantísimos como base de nuestras decisiones, pero ¿están preparados para darnos soluciones en este entorno tan agresivo?

¿En quién nos podemos apoyar? ¿Está el mercado preparado para entender nuestras necesidades? ¿Los proveedores? ¿Saben como ayudarnos o simplemente se limitan a vender su libro?

Además de tener que tomar decisiones importantes en tiempo record para cumplir los objetivos de la compañía, no hay margen de error. El mercado laboral está presionando y no es momento de cometer errores ni de plazo ni económicos (desvíos o proyectos fallidos) Hay que acertar y a la primera.

Toda esta responsabilidad pone al Facility Manager en una situación de riesgo. Este blog pretende reflexionar sobre el distanciamiento entre la demanda (los facility managers) y la oferta (los proveedores) y presentar casos de éxito por si fuese interesante.

Entre todos podemos apoyarnos para salir airosos de este escenario, que supone un grandísimo reto personal y profesional.

Durante más de un año he podido intercambiar opiniones con más de 250 profesionales: proveedores (de distintos sectores) y facility managers (de todos los sectores). En cursos, eventos, reuniones… Esta fotografía de la actualidad vista desde la perspectiva de mi humilde experiencia profesional es sobre la que pretendo basar este blog. Evidentemente, me resultaría extraordinariamente interesante que aquellos que leáis este blog opinéis claramente sobre el contenido (acepto las críticas como oportunidades de mejora)

Siguiente reflexión… Ahorro: Optimización de servicios midiendo.

One thought on “Como ser un Facility Manager y no morir en el intento…

  1. Por mi experiencia personal la excelencia en el servicios depende de dos escenarios según la característica de nuestra empresa, si tercerizamos los servicios debemos contar con una estructura de supervisión y control que inexorablemente y en forma inclaudicable persiga el ahorro y la calidad como los ejes más importante de nuestra actividad, pero para ello debemos contar con una cartera de proveedores amplia y convencida que estas condiciones de servicios, son el reaseguro de continuidad con nuestros clientes y por ende de seguir incrementando nuestras relaciones comerciales , y digo amplia, porque la respuesta rápida también es una característica importante que no debemos olvidar, y muchas veces un proveedor no está disponible para cumplir con los tiempos de respuesta que la situación o el cliente requieren. La otra alternativa es tener una estructura operativa propia que te va a garantizar el tiempo de respuesta y la calidad, pero es muy costosa, ya que no solo hay que considerar el salario que por lo general no es bajo si realmente son buenos profesionales, las cargas laborales, uniformes, herramientas, maquinaria, vehículos, control logístico, etcétera, más el costo del personal administrativo que se encargue de hacer el seguimiento y control de todo esto.
    Ante este análisis, tengo en mi empresa un mix de los dos escenarios, el personal de planta permanente me cubre las urgencias con una rápida y eficiente respuesta, y planificamos el trabajo básico y elemental en cuanto a tareas a cumplir en un edificio o condominio, como los mantenimientos preventivos de: jardinería, fontanería, piscinas, portones, bombas, aire acondicionado, lugares de recreación y otros, para ser realizados por ellos y mantener un régimen de productividad alto. Los trabajos tercerizados son aquellos de mayor complejidad técnica, y a quienes cuentan con el conocimiento y la estructura operacional que garanticen un servicio de alta calidad y a precios razonables.
    Este personal propio o contratado es la imagen de nuestra empresa, por ello, realizamos reuniones periódicas de culturalización de los principios de nuestra empresa y de la filosofía del Facility Management.
    Si bien tenemos más de 40 años en la administración de propiedades en Argentina, nuestra incorporación a IFMA y a su filosofía es reciente y la estamos desarrollando en Costa Rica como una nueva Unidad de Negocios, por esto es que nos gustaría conocer sus comentarios y sugerencias con relación a nuestra nueva visión de empresa, será de gran ayuda y también será un aporte a la mejora continua.

Deja un comentario