El concepto Smart (cities, grid and buildings) y el facility management

smart-city

 

Está claro que el término Smart está de moda. De hecho, como he comentado en el título del post, podemos hablar de smartcities, smartgrid, smartbuilding, smartphones, etc… Todo un mundo smart que me gustaría tratar desde el punto de vista del facility manager.

Antes de nada, si traducimos el término nos encontramos con listo, estabilado. Es decir que estamos hablando de ciudades, redes y edificios listos o espabilados. Si hablamos de smart buildings, suena mucho a domótica, inmótica, automatización… mucho a tecnología. Pues esos han sido los primeros pasos de todo lo smart. El mercado de los proveedores tecnologícos que busca vender productos para instalar en ciudades y edificios con el fin de optimizar su uso.

¿Optimizar el uso de ciudades y edificios? Parece muy interesante. Pero, ¿es necesaria la tecnología para dicha optimización? Es una opción, pero no es la única. Pero vamos a volver al concepto.

Yo entiendo una smartcities y una smartbuilding como una ciudad y un edificio que han sido diseñados para ofrecer los servicios para los que se crean, para que su explotación sea óptima. Es decir para dar el mejor servicio al ciudadano, o para los usuarios de un edificio. ¿Pero estamos reinventando la rueda? ¿Es tan extraño diseñar algo para que sirva después de construido? ¿Para que sea rentable porque su explotación es sostenible económicamente, medioambientalmente y socialmente? Lamentablemente, parece que es muy extraño… tanto que es toda una moda.

Pero en cualquier caso, compro la idea. Vamos a diseñar ciudades y edificios que respondan a las demandas de sus usuarios. ¿Deben de liderar las empresas tecnológicas estas tendencias? Personalmente pienso que no. La tecnología es una herramienta, no un fin. Deben de ser los gestores de esas ciudades y de esos edificios, los que definiendo un nivel de servicio que cumpla, incluso supere, las expectativas de los usuarios de los mismos logre materializarlas gracias a un diseño 360º. ¿Qué implica diseño a 360º? Implica arquitectura, ingeniería, servicios, tecnología… Una buena arquitectura no sirve para nada por sí misma. Al igual que no sirve para nada sólo la ingeniería. Ni sirve para nada solamente definir y proveer de los servicios necesarios, o simplemente, implementar tecnología.

La clave está en la integración. ¿Pero quién es el responsable de la integración de todas ellas? ¿Los arquitectos? ¿Los ingenieros? ¿Los proveedores de servicios? ¿Los proveedores de tecnología? Rotundamente NO.

El gestor de los mismos debe de liderar ese diseño a 360º. Yo personalmente no tengo absolutamente ninguna duda: el Facility Manager.

¿Un facility Manager definiendo una smartcity? Vale vale… voy a justificar aún más porqué. ¿Alguien me puede decir qué diferencia hay entre el diseño de la concepción de la Ciudad Financiera o el Distrito C con el diseño y concepción de una Smartcity? Voy a registar un nuevo término: Las Smartminicities. Eso es exactamente lo que son. Es exactamente lo mismo, pero a otra escala!!!!!!!!!!

Nadie, sabe mejor que nosotros cumplir expectativas o incluso superarlas, utilizando edificios (toda clase de edificios), servicios, tecnologia y siempre teniendo en cuenta la calidad, la protección medioambiental y los riesgos laborales. Ah, y se me olvidaba, con el mínimo coste necesario.

Con lo cual, tiene sentido que seamos directores de orquesta. Eso sí, rodeado de los mejores profesionales en cada ámbito. Los profesionales de la arquitectura, ingeniería, servicios o tecnología, no saben integrarlo todo ni tienen porqué saberlo, saben de lo suyo. (no me refiero a nivel formativo porque los facility managers pueden tener distinta formación de origen, sino a nivel actividad profesional).

Conclusión. Bienvenida la sensibilidad de todo el mundo (nunca mejor dicho) para hacer las cosas con criterio. Ese criterio es el de definir ciudades y edificios para cumplan su contenido con la máxima eficiencia, económica, social y medioambiental. Bienvenida la arquitectura y la ingeniería que piensan en el día después, el uso diario de la ciudad y los edificios. Bienvenidas las empresas de servicios que no venden horas y productos, sino resultados. Bienvenida la tecnología, que no piensa en meterte con calzador lo último de lo último, sino aquello que es más coherente para tus necesidades.

Y a todos los facility managers, el futuro es la integración de esos 4 ámbitos: arquitectura, ingeniería, servicios y tecnología (o al menos eso creo yo). Y para saber integrar hay que tener criterio. Y para tener criterio uno tiene que estar puesto al día. En muchos ámbitos, pero es el esfuerzo necesario para ejercer el liderazgo que debemos asumir en este tipo de proyectos. Tenemos que convertirnos nosotros en Smart Facility Managers.

Deja un comentario