Facility Management en casa

Quizás el uso de anglicismos en España no sea muy común y en este caso el término o actividad del “Facility Management” no ha conseguido tener el impacto necesario en el mundo empresarial, más, y teniendo en cuenta que es una actividad que gestiona el segundo o el tercer centro de costes de cualquier organización, pero fuera de anglicismos y del mundo de la empresa, quizás debamos llevar el debate a un terreno más neutral en donde todos consigamos tener el concepto más claro y asumir que somos o intentamos ser los mejores Facility Managers en nuestra propia vida.

En muchas ocasiones, incluso en programas de televisión he escuchado hablar de cierta profesión como la más antigua de nuestra existencia y cada vez que lo escucho, lo pongo cada vez más en duda, es cierto que ya conozco bastante bien esta profesión, seguramente muchas personas ajenas a nuestra actividad todavía no lo entiendan. o bien te relacionan más con el mundo de la radio en cuanto escuchan “FM” haciendo relación a algún post publicado en el blog oficial de IFMA España[1] cuando se hace mención a cuando te preguntan por nuestra profesión en cualquier momento o lugar.

No vamos a entrar en el debate de lo que supone el Facility Management en las empresas, cuanto puede ser su potencial de negocio, ni mucho menos todas las actividades que realiza, en este caso vamos a llevar esta actividad a casa y comenzar desde el principio. Respecto de ser la profesión más antigua de nuestra existencia debemos tener en cuenta que ya en la época de las cavernas, cuando las tribus eran netamente nómadas, ya habían personas encargadas de buscar los mejores sitios para pasar las noches resguardados de las inclemencias del clima, de donde guardar la comida para tenerla disponible durante más tiempo, como organizarse para las actividades de caza y recolección de frutos y mantener el fuego, tanto para generar calor como para cocinar los alimentos.

En la medida que cada tribu o sociedad fueron evolucionando, las necesidades básicas crecieron y estas personas, encargadas de estas funciones, Facility Managers de su época, deberon ofrecer en todo momento las mejores opciones para avanzar en este proceso y es cuando pasan de ser nómadas a sedentarios, incluyendo ya desde este momento la necesidad de resguardo, propiedad y seguridad.

Puede parecer muy pretencioso, pero me atrevería a afirmar que aquellos “Facility Managers”, pudieron ser los creadores de la rueda, en su afán y necesidad de facilitar las actividades de aquel entonces como la alfarería o el transporte terrestre, como pieza fundamental de algunas máquinas[2], de ser así, nos deberíamos colgar una medallita histórica en nuestro proceso evolutivo, en este caso, nos estaríamos remontando en la historia unos 5.000 años, según las evidencias arqueológicas tanto de restos encontrados como de pinturas en la antigua Mesopotamia.

La historia es importante para conocer bien estos conceptos y centrar los tiros de la mejor forma y ya vamos a dar el gran salto hasta nuestros tiempos para interpretarlos en nuestra vida cotidiana, independientemente de si somos médicos, abogados, futbolistas o la profesión que sea, nos gestionamos nosotros mismos y como lo hacemos de la mejor forma para tener, en todo momento, lo mejor en la medida de nuestras necesidades y mejor aún de nuestras posibilidades.

A menudo escuchamos el viejo refrán de que “todo tiempo pasado fue mejor”, bueno, estaremos de acuerdo en muchas cosas y en otras no tanto, si es cierto que hace unos años vivimos en una sociedad un poco más patriarcal en donde los hombres trabajaban y las mujeres cuidaban de la casa y la familia, pero quien administraba todo era la madre y hacía que todo funcionase de la mejor forma en casa, manteniendo esa armonía y disciplina entre familia y recursos, haciendo verdaderos malabares tanto con el dinero como con todo lo que les rodeaba.

Hoy en día las cosas son muy diferentes, las necesidades y recursos ya no son los mismos y tenemos que intentar hacer nuestro mayor esfuerzo para tener una mayor calidad de vida, acompañándonos de todos los medios que dispongamos para lograr este fin, hablamos entonces de cómo afrontamos nuestra vida y como combinamos todos los recursos posibles para satisfacer nuestras necesidades.

En nuestra vida cotidiana y envueltos a día de hoy por la influencia tecnológica, nuestras prioridades han cambiado, nadie se imagina, en un mundo como el actual, no tener un ordenador, una tablet o un buen Smartphone y todos los gadgets necesarios para acceder, mediante estos dispositivos, a todas las funcionalidades disponibles para facilitarnos la vida, incluso para conseguir arañarle unos minutos más al reloj y tener más tiempo para realizar otras cosas, incluso ver que nos reporta la tecnología de todo nuestro entorno mediante IoT “Internet of Things”, Big Data, etc. Ya no es extraño acceder a cualquier página web o aplicación para hacer la compra y que te la tengan ese mismo día en casa unas horas después sin tener que ir al supermercado, hacer las reservas de billetes de avión y acomodación para tus vacaciones, incluso ver las valoraciones de otros usuarios para conseguir las mejores opciones a los mejores precios sin tener que acercarnos a la agencia de viajes y más aún, renovar seguros, gestionar trámites y todo tipo de documentación sin tener que pasar por oficinas ni notarías, bancos, entre otros.

 

planing_banner4

Pero incluso, si obviamos estos temas tecnológicos tan innovadores y vamos a nuestro entorno puro y duro, a todo lo que nos rodea tanto en nuestra vida familiar como social vemos que nuestra lucha siempre está encaminada a conseguir esa mejor calidad de vida y todo ello pasa por conseguir un buen trabajo que nos genere los recursos económicos suficientes para alcanzar nuestros objetivos y cubrir nuestras necesidades básicas, analizamos nuestras posibilidades para ver si podemos comprar el lugar donde viviremos o si por el contrario debemos optar por un alquiler y con ello razonar si nos conviene vivir cerca de nuestra familia o cerca del trabajo, incluso que tengamos cerca el transporte público, colegios para nuestros hijos, lugares para hacer la compra, espacios de recreación y deporte e incluso para el ocio, seguro que hay más variables a tener en cuenta pero vamos a dejarlo con las básicas.

Aparte de todo lo anterior, buscamos además las alternativas más económicas teniendo igualmente en cuenta la calidad, que si el supermercado para hacer la compra sea uno u otro según nuestras preferencias, si el servicio de telefonía, internet, telefonía móvil y televisión digital la contratamos con un operador u otro según su oferta de beneficios, que si el móvil es 3G o 4G, si contratamos los servicios públicos (Energía, Agua y Gas) con una empresa u otra según los costes y periodicidad de facturación, si el seguro del hogar sea uno u otro según sus coberturas, que tengamos en todo momento nuestra vivienda aseada y no hayan desperfectos y renovando todo lo que se va deteriorando, que si llevamos a nuestros hijos al colegio público, concertado o al privado, que si voy al gimnasio o si voy al parque a correr o montar en bici, que si tengamos coche propio o no y que gama podemos tener, como veis, siempre evaluando preferencias en la medida de nuestras posibilidades.

En el mundo de empresa, este es el día a día de los Facility Managers, a bien llamados servicios generales, por esto de no hacer mención de los anglicismos, su actividad es la de dar soporte a la organización en todo lo que sea necesario, sea o no su core business, conocer muy bien su entorno, las necesidades básicas, tanto de la organización como de las personas que trabajan allí y el presupuesto con el que cuentan para llevar a cabo todos los proyectos necesarios y proveer de los servicios adecuados para que todo funcione a la perfección, pues bien, en nuestra casa y nuestro entorno es exactamente igual pero a pequeña escala, no nos quitamos el traje de Facility Managers, simplemente cambiamos de lugar

Entonces cuando hables de Facility Management y la gente haga cara de poker, simplemente hazle mención a que cada uno de nosotros, sin importar la profesión que tengamos, somos unos buenos Facility Managers y esta será la puerta de entrada para que comprendan mucho mejor y más rápidamente nuestro mensaje y actividad profesional.

 

Hernando Gutiérrez
Gerente
IFMA España

[1] Post de José Luis Redondo en el blog oficial de IFMA España ¿Papá, a que te dedicas? del  20 de abril de 2015 http://www.blog.ifma-spain.org/papa-a-que-te-dedicas/

[2] Reseña sobre el origen de la rueda en Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Rueda

Deja un comentario