FM. Feeling Management

Todos sabemos que FM significa Facility Management, pero en esta ocasión me voy a jugar con las iniciales para hablar de Feeling Management. Todos pasamos una gran parte nuestro tiempo en el trabajo, un espacio donde se producen múltiples circunstancias que afectan a nuestro desarrollo profesional y a veces, incluso a nuestra vida privada. Hay muchísimos aspectos que nos pueden hacer más o menos llevadera la jornada laboral y gran parte de estos dependen de la gestión del FM, la distribución de los puestos de trabajo, la gestión de las salas de reuniones, la luz, la temperatura, el vending, el parking, la gestión del correo etc, etc. La mayoría de estos factores vienen dados por una estrategia, planificación, gestión, recursos económicos, tecnología y software de gestión, pero hay un elemento clave que creo que está por encima de todo esto, el factor humano.

La utilización de la tecnología es indispensable en la gestión del FM, pero cada día me encuentro con algún caso en los que mis compañeros han dado lo mejor de sí mismos para que el servicio que realizamos en casa de nuestros clientes salga adelante. Esto es más sencillo cuando las actividades están programadas, pero se complica mucho cuando no lo están, en caso de “crisis” y de emergencias inesperadas que con frecuencia ocurren. Para poner en valor esta profesionalidad, esfuerzo y dedicación de todos y cada uno de los trabajadores de este sector quiero dedicarle unas líneas al otro FM, al Feeling Management, a gestionar los sentimientos y emociones.

Voy a poner algún ejemplo, pero seguro que a cada uno de nosotros se nos vienen a la cabeza muchos más, que nos harán darnos cuenta de que hay mucha gente a nuestro alrededor trabajando para hacernos la vida un poquito más agradable sin que apenas nos demos cuenta.

Para empezar, casi a diario visito al algún centro de trabajo de nuestros clientes o edificios gestionados por empresas de la competencia, si lo pensamos bien, solo con llegar a la recepción podemos tener experiencias muy diferentes. Nuestro primer contacto es la persona que nos atiende en la recepción, representa a la empresa para la que trabaja, nos puede recibir con una sonrisa que trasmite felicidad, positividad y orgulloso por trabajar en su compañía. La experiencia puede ser muy diferente, la de alguien que nos atiende con desidia, con cara amargada, incluso parece que molestamos con nuestra presencia.

Otro ejemplo es el personal de limpieza, una persona que llama a la puerta antes de entrar en un despacho o se acerca a nuestra mesa, habitualmente una cara amable, alguien que nos pregunta si pude limpiar en ese momento, que conoce nuestras manías y costumbres, nos deja durante unos segundos una buena sensación que se repite diariamente.

Que voy a decir del departamento de mantenimiento que 365 días al año y 24 horas al día está de guardia para que las instalaciones funciones adecuadamente, muchas veces solventando pequeñas catástrofes como roturas de bajantes, inundaciones por lluvias, cortes de luz, roturas de maquinaría de frío o calor, justo el día que viene esa visita tan importante…

Otro ejemplo es el servicio de seguridad, hemos vivido casos en los que un vigilante ha conseguido abortar un robo poniendo en riesgo su integridad física, sintiendo como suyo el patrimonio del cliente, tirando de profesionalidad para solventar un incidente grave y en algún caso aportando sus conocimientos para realizar una maniobra de reanimación a un empleado en una situación límite.

Al frente de estos compañeros y otros está el equipo de FM, clave para que la orquesta suene bien, trabajando mano a mano con la dirección del cliente, ganándose su confianza, peleando duro, pero disfrutando de su trabajo, en los buenos momentos y en los que no lo son tanto. Deben saber exigir a sus compañeros esfuerzo para que todo funcione como un reloj suizo, pero trabajando como el que más para dar ejemplo, motivando y felicitando al equipo. Para terminar, quiero comentar que todo esto no lo he aprendido en ningún master, ocurre todos los días, lo he vivido y por eso quería contarlo, que existe otro FM, el Feeling Management.

 

José Antonio de Lama

Director de Operaciones

Claro Sol Facility Services

 

Deja un comentario