La importancia de la buena iluminación en los entornos de trabajo

Hasta hace poco los proyectos de iluminación en los espacios de trabajo tenían como finalidad determinar la posición de un número de elementos que permitieran la cantidad adecuada de luz para desarrollar la actividad de trabajo. Hoy las soluciones luminotécnicas son más complejas y los objetivos a cumplir articulan un mayor número de componentes para favorecer el bienestar y la concentración adaptándose a las nuevas formas de trabajo sin olvidar la optimización del consumo y los costes de gestión de una manera inteligente.

Hasta hace poco los proyectos de iluminación en los espacios de trabajo tenían como finalidad determinar la posición de un número de elementos que permitieran la cantidad adecuada de luz para desarrollar la actividad de trabajo. Hoy las soluciones luminotécnicas son más complejas y los objetivos a cumplir articulan un mayor número de componentes para favorecer el bienestar y la concentración adaptándose a las nuevas formas de trabajo sin olvidar la optimización del consumo y los costes de gestión de una manera inteligente.

La última actualización de la normativa UNI EN 12464-1 sobre iluminación de puestos de trabajo introduce nuevos conceptos que permiten planificar una mayor calidad de la luz entendida esta como una serie de equilibrios. Para iluminar ambientes de una manera confortable sin sombras marcadas, se exige una cantidad de 500 lux para una correcta visión de objetos tridimensionales y personas, mientas que en zonas de paso se puede reducir hasta los 300 lux

Es recomendable realizar un estudio para verificar la cantidad de luz en cada espacio y establecer un equilibrio entre la luz difusa y la luz focalizada, evitando las “alfombras de luz” y garantizando unos valores adecuados a cada uso.

Pero más allá de este aspecto fundamental se encuentra el condicionante de que muchos espacios están dotados de una flexibilidad extraordinaria en cuanto a los usos que se les puede dar, condicionando el proyecto lumínico por la variabilidad de los luxes a emplear.

Por último nos encontramos con la necesidad de exigir la máxima eficiencia y racionalización en el uso de los espacios, recursos y energía, para ello es fundamental la planificación y utilizar sistemas de gestión para asignar los recursos de manera óptima.

En Espacio Aretha somos conscientes de la importancia de estudiar de forma profesional la iluminación y por este motivo nuestros partners de iluminación ponen al servicio de nuestra consultoría de proyectos los medios adecuados para ofrecer a los estudios de arquitectura, interiorismo y facility managers una solución óptima que asegure la correcta iluminación de los espacios apoyada de un estudio lumínico profesional que ayude en la toma de decisiones eficientes.

 

Autor: Francisco Javier Blanco, Director General de Espacio Aretha

Deja un comentario