Los hoteles podrían ahorrarse hasta un 20% externalizando servicios

Quizás sea actualmente el sector hotelero uno de los ejemplos más claros en España de cómo externalizando servicios se pueden mejorar los costes asociados a los mismos; y, además, optimizando la calidad.

En los últimos años, debido tanto al entorno macroeconómico como a las circunstancias del propio sector turístico, los ingresos han descendido. Un hecho que se debe tanto por la adaptación de los precios a un mercado a la baja como por los nuevos hábitos de los consumidores turísticos, que cuentan con herramientas que les permiten comparar toda la oferta existente. Esta situación obliga a los hoteles a mejorar su eficiencia para poder competir.

Y, si tenemos en cuenta que más del 30% de los costes totales de un hotel se asigna a la partida de personal, es evidente que sobre ella hay que actuar para ganar en eficiencia. Por otra parte, esas mismas herramientas tecnológicas, que mencionábamos antes, permiten a los consumidores retrasar su decisión de compra hasta última hora. Así, muchos hoteles se encuentran con la imposibilidad de prever las ocupaciones con la antelación a la que estaban acostumbrados, con la consiguiente dificultad a la hora de dimensionar plantillas.

Todo ello está llevando a los hoteleros a redefinir la manera de gestionar algunos aspectos de su negocio, observándose, en los últimos tiempos, una tendencia muy clara hacia la externalización de todas o parte de las tareas fundamentales para un hotel como son la limpieza, el mantenimiento, etc. Con ello, convierten en variables costes que, de otro modo, serían fijos. Basándonos en la experiencia de Claro Sol, hablamos de una tendencia que ha llegado para quedarse y que está cambiando la mentalidad de muchos empresarios para adaptarse a una realidad distinta de la de hace unos pocos años. En definitiva, se trata de evolucionar para poder competir en un mercado más agresivo.

Claves del informe

En esta línea apunta un reciente informe sobre “El papel del Facility Management en el sector hotelero” elaborado conjuntamente por Claro Sol Facility Services, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH). El documento señala como principal conclusión que la externalización de servicios con un enfoque de Facility Management (FM) podría suponer para el sector hotelero un ahorro de entre el 15% y el 20% de los costes asociados a esos servicios.

No hay fórmulas mágicas. Hablamos de un modelo de gestión asociado al Facility Management que es capaz de optimizar los recursos, de mejorar la calidad y de reforzar la capacidad competitiva.

Beneficios que, sin duda, contribuirían a mejorar tanto la eficiencia en la gestión de los servicios como los indicadores de calidad de los establecimientos.

Es un cambio necesario y positivo si queremos seguir siendo competitivos y mantener la calidad en nuestra oferta hotelera.

Hay que mirar hacia delante y enfocarnos en satisfacer las necesidades de un consumidor cada vez más exigente, cuyas opiniones tienen un gran peso específico.

Deja un comentario